Habla con un asesor especializado
Logo Selectra

Más información

91 198 40 03 O te llamamos

¿Cómo solicitar la baja de tu compañía de Internet y móvil?

Cómo solicitar la baja de tu compañía

Darte de baja de una compañía es una gestión algo complicada ya que los operadores suelen ocultar la información de los canales a través de los cuales solicitarla. Para que este proceso te resulte algo más fácil, te explicamos paso a paso cómo proceder según tu operador.

Pasos para darte de baja de tu compañía

En ocasiones, nos vemos obligados a permanecer en una compañía en la que no queremos estar porque el proceso para solicitar la baja de tu compañía es demasiado complicado. Uno de los motivos más habituales para querer darnos de baja son los aumentos de precio o una bajada de la calidad de nuestro Internet.

Generalmente, los pasos para darse de baja de un operador son los siguientes:

  1. Comienza el proceso de dar de baja la compañía como mínimo 2 días hábiles antes de cuando quieras que se haga efecto.
  2. Localiza el canal que la compañía pone a disposición del cliente para solicitar la baja: email, carta, teléfono, etc. Te aconsejamos llamar siempre al teléfono de atención al cliente de tu operador
  3. Consulta en el contrato si tienes permanencia o no para saber si tienes que pagar debido a la cancelación y costes de la baja.
  4. Contacta con tu compañía para comunicarle tu decisión. Recuerda solicitar un número de referencia o documento que acredite que has solicitado la baja.
¿Cómo solicitar la baja en tu compañía?
Compañías Solicitar baja
Dar de baja Vodafone Llamando al 123, Formulario web o correo postal
Dar de baja Movistar Llamando al 1004 o formulario web
Dar de baja Orange Llamando al 1470
Dar de baja Jazztel Llamando al 1565, correo postal o bajas@jazztel.com
Dar de baja MásMóvil Llamando al 2373 o hola@masmovil.com
Dar de baja Amena Llamando al 900 263 023
Dar de baja Digi Llamando al 1200
Dar de baja Yoigo Llamando al 622
Dar de baja Lowi Llamando al 121
Dar de baja Finetwork Llamando al 1777

Debes tener en cuenta que al darte de baja perderás tus números actuales, si quieres conservarlos puedes cambiar a otra compañía de Internet o solicitar la portabilidad de tus líneas móviles.

Por otro lado, si quieres darte de baja de tu Internet porque vas a abandonar un piso, también tienes la opción simplemente de cambiar el titular de la línea. Tú dejarás de ser el titular y podrá ocupar tu puesto el nuevo inquilino.

Una vez que solicites la baja a tu compañía, esta hará todo lo posible para que permanezcas con ellos: contraofertas, trabas con la documentación o sencillamente, poniendo a prueba tu paciencia.

Aspectos a tener en cuenta al solicitar la baja

Una vez que has tomado la decisión de solicitar la baja de tu operador debes de tener en cuenta ciertos aspectos que pueden alterar este proceso:

 Plazos: debes de tener en cuenta que puede convertirse en un proceso lento. Las compañías pueden tardar hasta 2 días en concluir tu baja. A esto sumale otros 2-3 días mientras recopilan y procesan la documentación que corresponda.

Por ello, te aconsejamos empezar con este proceso entre 7 y 10 días antes de que vayan a cobrar otra mensualidad. Recuerda que uno de tus derechos de consumidor te exime de pagar más de dos días extras de tu tarifa (el tiempo que deberían tardar como máximo en proceder la baja).

 Guarda la documentación y justificantes: en caso de que tengas que reclamar por distintos motivos a la compañía, te será mucho más fácil si tienes todos los documentos en orden.

Un método tradicional y costoso pero muy efectivo puede ser solicitar la baja a la compañía por carta o burofax para que haya una constancia física de que lo solicitaste.

 Permanencia: revisa en tu contrato cuál es tu permanencia con la compañía y qué gastos tendrás que cubrir en caso de darte de baja El coste puede ascender a más de 100 euros. También puedes acceder a tu área cliente y consultar cuáles son tus condiciones y permanencia.

 Devolver el equipo: deberás devolver el router a la compañía y todos los equipos prestados. En la gran mayoría de casos, las compañías ceden sus equipos cuando contratas sus servicios. Una vez concluido el contrato con ellos, debes de devolver estos equipos.

 Paga siempre: aunque no estés de acuerdo con las cantidades, nunca dejes nada a deber en una compañía. Más tarde podrás reclamar esos pagos. Puede ser un auténtico suplicio salir de las listas de morosos de las compañías.

 Pérdida del servicio: una vez des de baja tus servicios con una compañía, te tendrás que dar de alta en otra compañía para seguir teniendo teléfono y/o Internet.

¿Tienes problemas para darte de baja?

Una vez hayas devuelto el router, hayas pagado todo lo pendiente y hayas guardado la documentación, asegúrate de que tu relación con la compañía ha llegado completamente a su fin.

Cuando vas a dar de baja una compañía, pueden surgir ciertos problemas. Es importante que conozcas tus derechos como consumidor. Uno de esos derechos, es el de poder poner una reclamación a tu compañía si esta no procede a darte de baja o comete alguna irregularidad.

Para evitar estafas o recargos no incluidos en el contrato, puedes contar con ayuda en los organismos locales de apoyo al consumidor y organizaciones como OCU o la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones que trabajan a diario protegiendo a los consumidores.

Actualizado el
 

Más información sobre internet y telefonía móvil: 91 076 96 03