Pagar mi factura de Internet: métodos e información específica de cada compañía

formas de pagar factura adsl

¿Cómo pagas tus facturas de ADSL o fibra óptica? En este post te explicamos todos las formas disponibles: domiciliación bancaria, tarjeta o pago en ventanilla.

¿Cómo pagar una factura de ADSL o fibra óptica?

Al contratar una tarifa de ADSL o fibra óptica tendrás que pagar una cuota todos los meses que se reflejará en una factura mensual. Para abonar esta cuota, las operadoras ofrecen a sus clientes diferentes formas para pagar sus facturas:

  • Pagar una factura mediante domiciliación bancaria
  • Pagar una factura mediante tarjeta de crédito
  • Pagar una factura en ventanilla

Aunque algunos operadores impongan la obligación de utilizar la domiciliación bancaria como forma de pago, lo cierto es que esto puede entrar en contradicción con lo que establece la Ley: "los abonados tendrán derecho a la elección del medio de pago entre los comúnmente utilizados en el tráfico comercial" (Artículo 25 del Real Decreto 899/2009).

Es decir, con la Ley en la mano, sí podríamos solicitar una forma de pago alternativa con cualquier compañía. Aunque, como hemos visto, esto no se respeta totalmente y podría requerir iniciar un proceso de reclamaciones.

Por lo que si vas a contratar una tarifa de Internet y no quieres domiciliar tu recibo, debes acordar el método de pago antes de aceptar el contrato. Después será más difícil cambiarlo.

Pagar una factura de ADSL o fibra por domiciliación bancaria

Es la manera más habitual de pagar un factura de ADSL o fibra óptica, y también la más cómoda. El operador cobra automáticamente cada mes el recibo de tu cuenta bancaria, sin que tengas que hacer nada.

En caso de que la factura sea más alta de lo esperado, puedes solicitar a tu banco que devuelva el recibo y recuperar provisionalmente tu dinero. Pero tendrás entonces que solucionar el problema con tu operador.

Si el pago no puede realizarse porque tu cuenta no tiene fondos suficientes o porque has devuelto el recibo injustificadamente, tendrás que abonar la mensualidad y además un recargo de unos 10 o 15 euros.

Todos los operadores aceptan esta forma de pago. De hecho, en ONO, Orange o Movistar Fusión es el único método disponible.

Pagar una factura de ADSL o fibra con una tarjeta de crédito

Es una solución a medio camino entre la domiciliación y la ventanilla. El operador no coge el dinero directamente de tu cuenta y tampoco es imprescindible acudir físicamente a una oficina.

Una vez tengas el recibo, tienes un plazo para hacerlo efectivo a través de la web de tu operador con los datos de tu tarjeta. Tiene la ventaja de poder reclamar antes de formalizar el pago. El inconveniente: debes disponer de una tarjeta de crédito.

Jazztel ofrece normalmente este método si no quieres la domiciliación. También Movistar en algunos casos para las ofertas de ADSL y teléfono.

Pago por ventanilla de una factura de ADSL o fibra

Es una manera menos cómoda aunque más segura. El operador te envía el recibo cada mes y tienes un plazo para hacerlo efectivo. Debes pagarlo físicamente en una sucursal de alguno de los bancos que se te indiquen o en alguna otra entidad asociada (como Correos).

Pero, de esta forma estás condicionado por el horario de estas oficinas. Tienes la ventaja de que si hay algún error de facturación, puedes comunicarte con el operador antes de pagar. Aunque si te despistas y te retrasas en el pago, también te cobraría un recargo.

Muy pocos operadores actualmente aceptan este método. Movistar en algunos casos para las ofertas de ADSL y teléfono, pero no con Movistar Fusión.

Más información sobre las facturas de cada compañía

Actualizado el
 
91 198 04 82
Te llamamos