Guifi.net, los usuarios toman el control de la Red

Guifi net

Te presentamos a Guifi.net, la mayor red del mundo gestionada por sus propios usuarios. Con base en Cataluña, con ella puedes conectarte a internet por muy poco dinero o incluso gratis sin depender de los grandes operadores

Internet libre y casi gratis es posible. Suena a utopía, pero no lo es. La prueba es que en Cataluña existe la mayor red de telecomunicaciones del mundo creada y gestionada por sus propios usuarios. Su nombre es Guifi.net y permite conexiones a internet por muy poco dinero a quien lo necesite. En el campo y en la ciudad, a través de WiFi y también fibra óptica.

La finalidad de Guifi.net es, en realidad, construir una red que no pertenezca a nadie o, mejor dicho, una red que pertenezca a todo el mundo. Una red a secas sin un fin concreto que cualquiera pueda utilizar para lo que quiera. Una de sus aplicaciones puede ser, por ejemplo, que un grupo de vecinos comparta una conexión a internet y así pagar menos. O conectar al mundo una pequeña masía a la que no llega el ADSL. No hay cuotas fijas ni altas, pero normalmente el usuario debe contribuir al mantenimiento de red.

Todos a una

¿Sigue sonando a utopía? Lluis Dalmau, director de la Fundación Guifi.net, nos explica como ya han superado los más de 20.000 usuarios activos. Hasta aquí han llegado con una gran trabajo colectivo iniciado en el 2004 en Gurb, una pequeña población con nombre de ciencia ficción situada en la provincia de Barcelona. Primero se comenzó con conexiones inalámbricas WiFi y desde hace tres años este pequeño pueblo de 2.500 habitantes cuenta con internet por fibra óptica de 1.000 Mb (1 Gb). Los grandes operadores seguramente no hubieran incluido a Gurb en sus planes de despliegue de fibra.

¿Cómo funciona?

La red de Guifi.net se organiza como una malla. Es decir, todos los usuarios están interconectados entre sí. Pones una pequeña antena en tu azotea (un nodo) que se conecta a una antena principal de la zona (supernodo). La antena principal está conectada, a su vez, a otras antenas principales que haya cerca. Y éstas, a otras más. De este modo, se van sumando antenas pequeñas y grandes hasta crear una gran red que, por ejemplo, cruza la provincia de Girona de arriba a abajo y llega hasta Valencia. También hay otros grupos separados, como en Asturias, Extremadura y otras partes de España y el mundo. Todo por la iniciativa de sus propios usuarios. Tradicionalmente la red de Guifi.net se ha creado mediante antenas WiFi. Aunque desde 2010 han comenzado a utilizar fibra óptica.

Mapa de cobertura de red Guifi.net

En esta red, lo que comparte un usuario en un punto, lo puede recibir cualquiera que esté en otro. Así que si uno comparte su conexión a internet, otros también la pueden usar. ¿Y de dónde sale internet? Guifi.net es la infraestructura anterior. El acceso a internet es uno de sus usos. A veces puede ser alguien que ofrezca gratuitamente su conexión de ADSL de casa. En otras ocasiones, Guifi.net decide ir directamente a Internet. Es decir, se va al edificio donde se encuentran los operadores internacionales que dan acceso al gran Internet. En Barcelona, por ejemplo, este punto se encuentra en un edificio que se llama Telvent Carrier House. Desde allí, Guifi.net extiende cables de fibra óptica a través de carreteras, vías de tren o lo que se tercie para llegar a los puntos donde se necesite la conexión. Esto tiene un coste y, por ejemplo, hay empresas que mediante esta red ofrecen conexiones de fibra con velocidades de 150 Mb por sólo 20 euros al mes (más IVA).

¿Cómo me apunto?

Si necesitas una conexión puntualmente, basta con descubrir en el de la web de Guifi si hay una red de cerca de tu casa. En el caso de que la haya y tengas buena cobertura, con una antena de 70 euros puedes acceder gratis a internet, después de registrarte en la web. Son conexiones a internet que los usuarios ofrecen voluntariamente, por lo que no esperes grandes velocidades ni que funcione siempre. Tampoco está pensado para grandes descargas, por ejemplo. Pero es gratis.

Si quieres implicarte más, entonces puedes participar directamente en la gestión de la red. Por ejemplo, a través de los grupos de cada zona. Puedes ayudar, con conocimientos o dinero, a mejorar la infraestructura. Si por ejemplo cerca de casa no tienes cobertura, puedes instalar una de las grandes antenas que proporcionan conexión a otras. Desde Guifi.net nos indican que tendría un coste de a partir de 500 euros, que habría que repartir entre los diferentes usuarios implicados. Si no tenéis los conocimientos, también puede pagarse a un instalador para que lo haga.

Por último, también hay pequeñas empresas que aprovechan esta red para ofrecer sus propios servicios de internet. Ya que es una red libre, cualquiera la puede utilizar. Estos operadores a cambio participan en el mantenimiento y mejora. Sus ofertas suelen ser más asequibles de lo habitual. Y por parte del usuario no requiere una implicación tan personal en el proyecto de Guifi.net. Aunque estas compañías sólo están presentes en algunas poblaciones.

¿Para quién es?

Guifi.net no es seguramente la mejor opción para el usuario de una gran ciudad que quiere llamar a un teléfono, que le instalen el ADSL y no preocuparse más. Sin embargo, es la opción de los intrépidos que no quieren esperar a que una gran compañía les resuelva sus problemas y desean construir una alternativa. Como el caso que nos cuenta Joan Dalmau, de una escuela que tenía que sobrevivir con una minúscula conexión de medio mega. Y Guifi.net fue capaz de proporcionales una conexión última generación mediante fibra óptica. Es el internet de los quijotes de la banda ancha.

Actualizado el
 
91 198 04 82
Te llamamos