¿Necesitas más información? Compara alarmas de distintas compañías llamando al 91 198 33 7791 198 33 77 o te llamamos gratuitamente Anuncio

Qué tipos de sensores de alarma existen

sensores de alarma

Los sensores de alarma nos ayudan a protegernos de robos, incendios, inundaciones... Descubre qué tipo de sensor es más útil para tu hogar o negocio y cómo funciona.


Qué son los sensores de alarma

Los sensores de alarma son uno de los complementos del sistema de alarma con el que protegemos nuestro hogar o negocio. Para que una alarma funcione es necesario que se active alguno de los sensores conectados a esta.

Actualmente podemos contratar una alarma a la agregar gran variedad de sensores, elegir uno u otro depende de las condiciones del local que queremos proteger y de las posibles amenazas.

Un sensor siempre va a cumplir dos funciones:

  • Detecta ciertos fenómenos físicos
  • Manda la señal de aviso en caso de alerta

Antes de invertir en un sensor es conveniente conocer sus características, cuáles pueden ser de utilidad y el precio de un sistema de alarma. Lo primero que debemos saber es la diferencia entre sensor y detector.

Ambos están diseñados para percibir un estímulo, sin embargo, solo los sensores son capaces de mandar la señal cuando ese estímulo supone un peligro real. Veamos este ejemplo para entenderlo bien:

El sensor de humo de nuestra alarma detecta que hay humo en el interior de nuestra casa, este solo mandará la señal cuando supere cierta cantidad, así si un día estamos cocinando la alarma no sonarán hasta que no suponga un peligro real.

El uso de un sensor en lugar de un detector hace que tengamos una alarma más eficiente y evitamos preocuparnos innecesariamente.

Para qué sirven los sensores de alarma

Los sensores tienen una doble utilidad, por un lado, son los encargados de detectar un peligro y dar la voz de alarma. Dependiendo del tipo de sensor conectado a nuestra alarma para casa se puede detectar movimiento o condiciones físicas anormales como fuego, agua...

Cuando los sensores de nuestra alarma están conectados miden ciertas variables como, intensidad lumínica, temperatura, distancia, presión, desplazamiento... si estas variables se mantienen en valores que el sensor considere normales, no activará la alarma, pero si estos valores cambian, el sensor detecta esa modificación y activa la alarma.

Esto hace que los sensores sean capaces de protegernos frente a incendios, escapes de gas, intrusiones...

Otra función muy interesante es la capacidad disuasoria que tienen, contratar una alarma para negocios o casa ayuda a evitar intrusiones en tus propiedas.

Los ladrones son en su mayoría personas experimentadas que conocen los principales sistemas de alarmas, por eso, el mero hecho de tener un sensor conectado puede disuadirles de entrar en nuestro hogar.

Tipos de sensores de alarma

En el mercado tenemos multitud de sensores de alarma diferentes y cada empresa de seguridad los oferta con pequeñas variaciones y adaptaciones. Para elegir el que más se adapta a nuestras necesidades conviene conocer las principales características de cada uno.

A rasgos generales podemos dividir los sensores en dos grupos:

  • Sensores que permanecen siempre conectados, como el sensor de vibraciones, de temperatura...
  • Sensores que solo se encienden cuando conectamos la alarma al salir de la propiedad.

En los siguientes apartados te contamos cuáles son los principales sensores y su utilidad. Si lo prefieres también puedes consultar nuestro comparador de alarmas y conocer qué tipo de sensores ofrece cada compañía.

Sensores de movimiento

Los sensores de movimiento son los encargados de detectar intrusos en nuestras propiedades.

Dentro de los sensores de movimiento podemos diferenciar varios tipos:

  • Sensor de infrarrojos o PIR: mide la radiación electromagnética y térmica de cuerpos y objetos. Hay que evitar que focos de calor apunten directamente al sensor. Estos sensores pueden verse afectados por la presencia de mascotas aunque actualmente hay opciones en el mercado que son capaces de obviar los animales domésticos.
  • Sensor de ultrasonidos: emite ondas de ultrasonidos imposibles de oír para los humanos y detecta los cambios que hay en el rebote de esta onda. Este sistema es más avanzado que el anterior ya que puede detectar movimientos a través de esquinas u objetos y cubre superficies más grandes.
  • Sensor de movimiento doble: este sensor combina los dos anteriores, es decir, los infrarrojos y el ultrasonido. Se activa cuando ambos sistemas consideran que hay una amenaza, de esta forma se evitan falsas alarmas.
  • Sensor de movimiento por microondas: utiliza una tecnología similar al sensor de ultrasonidos pero midiendo el rebote de microondas.
  • Sensor de movimiento por reflexivo: se debe instalar un emisor de luz led conectado a un receptor, si una persona se coloca entre ambos interrumpiendo el flujo de luz se activa la alarma.

La eficacia de cada uno de los sistemas anteriores dependerá de las características de nuestro hogar o negocio, el tipo de construcción, localización de accesos, mascotas... por estas razones se recomienda contactar con un experto que nos aconseje antes de decantarnos por uno u otro, así nos aseguramos de estar realmente protegidos y conocer cuánto cuesta una alarma al mes.

Más informaciónMás información

Sensores de incendios

Los detectores de incendios son realmente útiles para localizar incendios en fases incipientes y poder actuar lo antes posible.

En muchos países europeos es obligatorio colocar sistemas de detección de incendios en todos lo hogares, sin embargo, en España es algo que depende de nosotros.

Este tipo de sistemas se mantiene siempre activo independientemente de si la alarma está conectada o no.

Para evitar incendios debemos colocar un sensor de humo, calor y/o gas, este dará la voz de alarma cuando detecte un incremento de la temperatura o una mayor condensación de partículas de humo.

Sensores de inundación

Los sensores de inundación nos alertan cuando se ha producido un vertido de agua lo suficientemente grande como para poner en peligro nuestros bienes, alimentos...

Para poder detectar una fuga de agua es necesario instalar dos aparatos conectados con cable entre sí.

Uno de ellos se coloca pegado al suelo, este detectará la inundación. El segundo de los aparatos es el encargado de activar la alarma, se coloca a varios centímetros del suelo.

Estos detectores suelen ser inalámbricos, los sensores de inundación inalámbricos pueden colocarse prácticamente en cualquier lugar de la casa.

Sensores magnéticos

Los sensores magnéticos se utilizan para proteger puertas y ventanas. Estos sensores solo se activan cuando conectamos el sistema de alarma al salir de nuestra propiedad.

Para proteger las entradas a nuestra casa con esta tecnología necesitaremos dos elementos, uno de ellos se sitúa en el marco de la puerta o ventana, y el otro, un imán de activación, en la puerta. El sensor detecta cuando el imán no esta en contacto con el receptor.

De esta forma logramos una protección eficiente y sencilla de las entradas de nuestra propiedad.

Existen variantes de estos sensores, para adaptarse a necesidades más específicas:

  • Contactos magnéticos empotrados, quedan ocultos en el interior de la puerta, ventana, persianas...
  • Contactos magnéticos de superficie, se colocan en la superficie y quedan visibles.
  • Contacto magnético de gran potencia, diseñado para entradas más grandes o especiales.

Sensores de impacto y vibración

Los sensores de impacto y vibración son capaces de detectar golpes sobre una base.

Suelen colocarse para proteger ventanas, zonas acristaladas o paredes. Detectan los golpes e impactos antes de que se produzca la rotura, lo que nos ayuda a evitar el robo. Además permanecen siempre conectados.

Sensores de rotura de cristal

Otra forma de proteger nuestras propiedades ante allanamientos es utilizando un sensor de rotura de cristal, este aparato mide ciertas frecuencias de sonido.

Cuando se rompe un cristal emite un sonido en una frecuencia muy aguda, esta activa el sensor que recoge sonidos a través de un micrófono.

Se recomienda utilizar este tipo de sensores en escaparates o casas con cristaleras muy amplias. Un dato a tener en cuenta es que la alarma se activa al romper el cristal, mientras que con los de impacto la alarma se activa ante vibraciones, por lo que el cristal puede estar roto o no.

Sensores sísmicos o inerciales

Los sensores sísmicos o inerciales funcionan de igual manera que los sensores de impacto y vibración, detectan las vibraciones que se producen al dar golpes.

Se recomienda usar estos sensores para proteger objetos como cajas fuertes. Este sensor da la oportunidad de evitar el robo si se actúa rápidamente.

Si todavía tienes dudas o prefieres que te aconseje un experto, te llamamos sin compromiso.

Más informaciónMás información

Actualizado el
 
91 198 33 77
Te llamamos