Más información sobre tarifas de internet, TV y telefonía en tu zona91 076 95 37 Selectra. No damos servicios de atención al cliente. Horario comercial de 9 a 23h de lunes a domingo
Llamada gratis Anuncio

¿Cómo configurar el router Wifi de tu casa?

configurar el router wifi de tu casa

En ocasiones pueden surgir diferentes necesidades respecto a nuestro Wifi como, por ejemplo, querer mejorar la seguridad, entender las luces del router o personalizarlo a nuestro gusto. Te contaremos cómo configurar tu router y otros aspectos a tener en cuenta.

Acceder para configurar el router

El router es el aparato que necesitamos para poder conectarnos a Internet desde casa o desde cualquier otro sitio. Este dispositivo suele venir con una configuración predeterminada de fábrica cuando las compañías nos lo envían o instalan en nuestros domicilios.

A pesar de ello, los usuarios pueden acceder al aparato para realizar ciertas modificaciones dirigidas a optimizar su rendimiento y adaptarlo a nuestras necesidades. Para configurar el router Wifi deberás seguir estos pasos principales:

  1. Asegúrate de que tu router está conectado a la corriente eléctrica y a la toma de Internet
  2. En la parte posterior deberás localizar la dirección IP local del dispositivo. En la mayoría de los casos corresponde a: 192.168.1.1 o 192.168.0.1.
  3. Escribe esa dirección en la barra de búsquedas de tu navegador de Internet: Google Chrome, Firefox, etc.
  4. Deberás introducir el usuario y la contraseña que encontrarás en una de las pegatinas del router. Suele coincidir con "admin".
  5. Continúa y ya estarás dentro de la pantalla de configuración donde te aparecerán los diferentes parámetros a modificar.

¿Qué aspectos puedo configurar de mi router?

Cada vez prescindimos más de las molestas esperas al teléfono para resolver incidencias con nuestro router y el equipo técnico y buscamos gestionar los diferentes aspectos de nuestro Internet, por nosotros mismos.

Es por eso, que independientemente del método de entrada (192.168.1.1 o 192.168.0.1), resulta muy fácil llevar a cabo diferentes configuraciones de nuestro router para mejorar tanto la calidad del servicio, como personalizarlo y adaptarlo a nuestras necesidades.

  • Bloquear el acceso de personas desconocidas a nuestra conexión
  • Controlar la conexión y el contenido de Internet a menores de edad
  • Cambiar y personalizar la contraseña y el nombre de la red
  • Mejorar la velocidad de conexión para aprovechar todas sus funciones
  • Limitar la conexión a equipos concretos
  • Protegernos contra cualquier hacker

1. Cambio de contraseña

Una de las configuraciones más llevadas a cabo es la del crear una contraseña segura para el router. Resulta más fácil de recordar una contraseña pensada por nosotros mismos que tener que memorizar esa cantidad de números y letras que nos imponen las compañías.

Por lo tanto, si quieres cambiar la contraseña del Wifi, sigue estos pasos:

  1. Accede al panel de control de configuración (192.168.1.1 o 192.168.0.1) dependiendo de tu router y compañía.
  2. Tendrás que ingresar tu nombre de usuario que suele ser: admin (te recomendamos cambiarla para que solo tú puedas acceder a la configuración de tu router) y la contraseña (que puede ser también admin o 1234).
  3. De forma general, la ruta para llegar al cambio de contraseña es: Avanzado > Administración > Establecer contraseña.
  4. Selecciona: ‘Cambiar contraseña’ y podrás cambiarla.

Desde el mismo menú puedes cambiar el nombre de tu conexión wifi o SSID para facilitarla al igual que la contraseña. Te recomendamos apuntar la contraseña en algún lugar para recordarla y evitar tener que configurar el router Wifi de tu casa desde 0 si la olvidaras.

2. Control parental

Otra de las configuraciones más habituales que se suelen hacer es la de establecer límites de conexión y contenidos a los menores que se encuentran en nuestro hogar.

Algunos router (no todos) disponen de la función control parental de router que nos permitirá ingresar direcciones web o palabras clave con las que queremos limitar a ciertos dispositivos que se conecten a esa red. De esta forma, como padre o madre podrás controlar a qué páginas web acceden tus hijos y qué contenido descargan.

3. Abrir puertos

La apertura de puertos del router es una de las opciones de configuración más utilizadas por los gamers y usuarios de videojuegos. Estos puertos se suelen utilizar para establecer conexiones de diferentes aplicaciones con los correspondientes servidores remotos para no tener problemas de funcionamiento.

Desde el panel de administración y configuración de nuestro router debemos de localizar el apartado denominado: ‘Puertos’ y una vez dentro, podremos reservar las aplicaciones a diferentes puertos.

Para que nuestra conexión no de problemas, debemos de abrir los puertos en el router que utilicen la aplicación que vamos a utilizar enlazando cada puerto a la dirección IP de nuestro ordenador.

4. Detectar dispositivos intrusos

Una función muy interesante dentro de la configuración de nuestro router, es la de poder identificar qué dispositivos están conectados a nuestro router (ya sea por Ethernet o por Wifi).

Así que, entrando en la configuración del router podrás sacar el listado de todos los aparatos conectados a tu red y saber si te roban el Wifi.

Si por mala suerte, encuentras alguno, te recomendamos que expulses ese dispositivo o límites la red al mismo para que tu router deje de proporcionarle Internet sin coste a través del filtrado por MAC, el cual te explicamos en los siguientes apartados.

5. Fijar dirección IP

Una necesidad muy común entre los jugadores de videojuegos (gamers), es la de tener que fijar la dirección IP para que el router no renueve la dirección IP en mitad de una partida, por ejemplo.

Esto puede derivarse a otras situaciones, por lo que fijar la dirección IP es una opción de configuración importante de conocer y solo tenemos que seguir estos pasos:

  1. Identifica la dirección MAC de tu ordenador o dispositivo (disponible en su caja original o en la sección DHCP de la configuración del router).
  2. En el menú de configuración, seleccionamos: sección LAN (dentro del apartado DHCP).
  3. En este apartado es donde se fija la IP designada como: ‘Reserva de dirección IP’ o ‘IP estática’.
  4. Introducimos nuestra dirección MAC en el apartado que corresponda y la IP que queremos fijar.
  5. Ya tendremos nuestra IP fijada.

6. Filtrado por MAC

Nuestro router es nuestra ventana hacia el Internet, pero a veces esa apertura puede ser aprovechada por otras personas ajenas a nuestro hogar o lugar donde lo tengamos establecido y se aprovechen de nuestra conexión.

Existe una configuración que bloqueará esas entradas no deseadas y filtrará los dispositivos y direcciones MAC que no sean reconocidos para que accedan a nuestra red. A diferencia de las direcciones IP, las direcciones MAC siempre son las mismas en cada dispositivo.

Entrando en la configuración de nuestro router podremos acceder al filtrado por MAC y establecer qué direcciones sí tienen permiso y cuáles no. Una vez se despliegue el listado de dispositivos que se han conectado a esa red, puedes seleccionar y deseleccionar los que aceptas y los que no.

Actualizado el
 
91 198 04 82
Te llamamos