Cómo cancelar tu contrato de Internet

Adiós a mi operador

Si quieres dar de baja tu ADSL porque vas a cambiar la línea del operador, necesitas tener en cuenta una serie de factores que te explicamos a continuación.

Si ha llegado la hora de dar de baja el contrato de Internet, no es necesario hablar con la antigua compañía para formalizar la baja. La nueva compañía se encarga del trámite aunque es preciso que tengas en cuenta una serie de pasos.

Permanencia con tu actual operador

Si es así, por darte de baja antes de lo acordado tu antigua compañía  puede cobrarte una penalización de más de 100 euros. Si no sabes si tienes permanencia, llama al servicio de atención al cliente de tu proveedor y pregúntalo. Actualmente, existen muchas compañías que no tienen permanencia en sus servicios y te permiten disfrutar de diferentes ofertas y promociones. Puedes ver nuestras tarifas de Internet sin permanencia para más detalles.

Sin embargo, hay usuarios que han conseguido escaparse de la permanencia. En ocasiones, en los contratos se establecen situaciones en las que la permanencia podría quedar invalidada. Por ejemplo, cambio en las condiciones del contrato (aumento de la cuota o de ciertas tarifas) o mal funcionamiento del servicio (como cortes en la línea). Revisa bien el contrato, por si pudieras acogerte a alguna cláusula.

Pero recuerda que también es posible que hayas firmado varias permanencias, cada una con un tiempo y una penalización propia. Por ejemplo, la de la línea telefónica, la del ADSL, la del servicio de televisión o la del móvil. Si es tu caso, para reducir la penalización, puedes esperar a que se agote alguna de las permanencias y asumir el pago del resto.

En cualquier caso, si decides pagar la permanencia, la cuantía debería ser proporcional al tiempo que te quede de ella. Menos penalización cuando menos tiempo te falta para cumplir la permanencia.  

Avisa a tu antiguo operador

Si has portado la línea a otro operador, no es del todo necesario llamar a tu antigua compañía. Pero es aconsejable hacerlo por si tuvieras que devolver algún dispositivo o cumplir con algún pago. Por ejemplo, el receptor de la televisión o el router, en el caso de que no fuera un regalo. Si te quedas con algo que se supone que deberías devolver, podrían cobrártelo sin avisar al formalizarse la baja. Puedes consultar aquí los números de teléfono de atención al cliente de los operadores. Si vas a dar de baja tu línea, es aconsejable que también informes de la baja por escrito (e-mail, fax, burofax o carta certificada) para que quede constancia.

Cancela los recibos

Si quieres asegurarte de que tu antigua compañía no te cobre ninguna cuota de más o un gasto injustificado, avisa a tu banco para que no te cargue ningún recibo más de ese operador. Y si ya lo ha hecho, puedes pedir igualmente que lo devuelvan.

Otras formas de cancelar el contrato de Internet

Si durante la baja tienes alguna queja y el servicio te atención al cliente del operador no responde adecuadamente, te recomendamos que acudas a la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) más cercana. En ella podrás iniciar un arbitraje de consumo, con el que no sólo podrás pedir que se solucione tu problema sino también una indemnización. La resolución será de obligado cumplimiento para el operador, como una sentencia judicial. También puedes exponer tu queja en la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones del Ministerio de Industria. Ambos sistemas son gratuitos y efectivos, pero la respuesta puede demorarse hasta seis meses.  

Pero tranquilo, la mayoría de usuarios no tienen problemas al dar de baja su ADSL o cambiar de compañía. Y para ahorrarte algún dolor de cabeza en el futuro y ahorrar con traquilidad, considera la condición de permanencia en tu comparativa de ADSL y guarda una copia del contrato cuando escojas una oferta.

Actualizado el
 
91 198 04 82
Te llamamos