Cómo cambiar de proveedor de Internet

portabilidad

Si no estás satisfecho con el servicio que recibes de tu proveedor de Internet o has encontrado en nuestro comparador una oferta de ADSL barato en otro, cambiar de compañía es fácil y sólo debes tener en cuenta algunos consejos que te damos a continuación

Si sencillamente hay otro proveedor de internet que te ofrece un precio más barato, un paquete más atractivo o un mejor servicio, cambiar de compañía es una buena opción. Puedes cambiar de proveedor sin perder tu número de teléfono y lo puedes hacer a través de la web, por teléfono o por escrito en un punto de venta.

Cancelar contratos

Tienes que saber que si firmaste un contrato de permanencia con tu antiguo proveedor, tendrás que pagar una penalización al cambiar, que debe ser proporcional al tiempo que te quede de este periodo. Una penalización por no respetar la permanencia puede rondar los 100 euros.

Tu nuevo proveedor se encargará del cambio de la línea de teléfono. Si tienes paquetes de adsl y tv o adsl y llamadas, deberás contactar con tu antiguo operador para cancelar todos los contratos integrados en el paquete (las permanencias pueden ser distintas para cada servicio). También si tienes equipos cedidos por tu anterior compañía o en alquiler, habrá que devolverlos.

Cinco días

El proceso de cambio de proveedor, también llamado portabilidad de línea, dura unos cinco días.  Aunque puede tardar más según los trabajos que tengan que hacerse en la central. Durante este tiempo tu antigua compañía te puede hacer una buena oferta que te haga cambiar de opinión. Si fuera necesario, puedes cancelar la portabilidad hasta un día y medio antes de que se haga efectiva, como establece la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), el organismo regulador español de telecomunicaciones. Pero ten cuidado, porque el nuevo proveedor podría cobrarte más de 100 euros en concepto de gastos de gestión por haber cancelado la portabilidad.

Al final del proceso, la portabilidad se hará efectiva durante el día (por la mañana, mediodía o tarde). Ese día, y sólo en ese día, no podrás realizar ni recibir llamadas en un periodo de cómo máximo tres horas. Es posible que el nuevo proveedor te ofrezca soluciones para poder llamar durante ese tiempo.

Conservar tu número

Tanto si realizas un cambio de proveedor adsl, cable o fibra óptica, podrás conservar tu antiguo número. La portabilidad es gratuita y puede realizarse incluso si se tienen facturas sin pagar con el antiguo operador. Si éste fuera el caso, tu antiguo operador podrá igualmente iniciar acciones legales para reclamar la deuda cuando estés con el nuevo proveedor. Pero no podrá impedir que cambies de compañía.

Es raro que surjan problemas al cambiar de proveedor. En todo caso, si tuvieras alguna incidencia, puedes dirigirte al servicio de atención al cliente del antiguo operador. Si este no responde adecuadamente, puedes entonces contactar con la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones, que depende del Ministerio  de Industria, Energía y Turismo. Puedes exponer tu queja a través de la web o por teléfono (901 33 66 99).

¿Por qué no cambiar?

Cambiar de proveedor es algo normal y cada vez más fácil. Actualmente apenas hay problemas y es sano para la competencia, ya que ayuda a que bajen los precios. Así que, si se encuentra una buena oferta en otro proveedor, ¿por qué no cambiar?

Actualizado el
91 198 04 82
Te llamamos