¿Necesitas más información? Compara alarmas de distintas compañías llamando al 91 198 33 7791 198 33 77 o te llamamos gratuitamente Anuncio

Seguridad infantil en casa: Los mejores métodos de protección

Seguridad para niños

Aumentar la seguridad infantil es muy importante cuando queremos contratar una alarma para nuestro hogar. En este artículo te presentamos las mejores formas de proteger a los pequeños de la casa.


Seguridad para niños

Proteger nuestro hogar de intrusiones es importante para todos, pero más aún lo es la seguridad de los que lo habitan.

Los pequeños de la casa son los más vulnerables en caso de robo o incluso secuestro, por eso las empresas de seguridad ofrecen todo tipo de protección adaptada a los más pequeños.

Algunos de los principales mecanismos de seguridad para niños disponibles actualmente son los siguientes:

  • Pulsera inalámbrica anti-perdida
  • Protección de zonas peligrosas de la casa como estufas o chimeneas para que no sean accesibles a los niños
  • Alarma con videovigilancia
  • Llavero con señal sonora que actúa al producirse un alejamiento del receptor

Estos son algunos de los sistemas con los que puedes tener vigilado a un niño, pero no los únicos. Te contamos todo sobre seguridad infantil en casa y fuera de ella.

Seguridad para bebés

Nadie acostumbra a dejar un bebé solo en alguna estancia de la casa, sin embargo, en algunas situaciones es posible que nos veamos en la tesitura de tener que dejarlo solo en casa durante un breve lapso. Para estos casos existen diferentes opciones que nos aseguran la protección de los más pequeños:

  • Bloquear mediante utensilios especializados el acceso a armarios o cajones que contengan objetos peligrosos como cuchillos, productos de limpieza o medicinas.
  • Incorporar protección acolchada en cantos y esquinas para minimizar golpes
  • Proteger los enchufes
  • Instalar un aparato de radiocontrol con el cual poder vigilar al bebé cuando no estamos en casa

Seguridad infantil en el hogar

Mejorar la seguridad infantil en el hogar depende de nosotros mismos y es una tarea de suma importancia, ya que este es el lugar en el que más tiempo pasan los niños.

Sin embargo, no hay que dejar de lado que, a pesar de todos los mecanismos que se pueden colocar para aumentar la seguridad infantil en el hogar, lo cierto es que muchas veces son los propios niños los que pueden provocar una vulnerabilidad en el sistema.

Proteger los puntos de acceso a la vivienda con sistemas que permitan poder ser avisados cuando se produce una rotura o incluso vibración de los mismos es importante, pero también lo es hablar de seguridad con los pequeños de la casa e inculcarles buenas prácticas desde temprana edad.

En este aspecto, algo importante a tener en cuenta es que, por muy sofisticados que sean los elementos que contratemos de seguridad infantil en el hogar, de nada servirá si un ladrón puede entrar, gracias a ejercer persuasión a un niño, por el punto más accesible de todos: la puerta.

En casos como este, la solución más sencilla es también la más efectiva: cerrar la puerta con llave y no dejar estas al alcance del niño. Asimismo tampoco es recomendable dejarle acceso al panel de control de la alarma.

No obstante, es más valioso educar al pequeño en valores de seguridad que le permitan saber por qué se toman esas medidas en el hogar y que sea consciente de los peligros que existen, pero sin entrar en demasiados detalles, ya que un niño con información relevante respecto a la alarma utilizada en una vivienda o su clave de seguridad puede ser muy peligroso si es escuchado por oídos ajenos.

Seguridad en puertas para niños

Las puertas son el principal punto de acceso al interior de una vivienda, por lo que también ha de ser uno de los más protegidos.

Afortunadamente existen muchos mecanismos con los que aumentar la seguridad en puertas para niños y distintas ofertas de alarmas.

Además de evitar que un extraño entre a la vivienda, un mecanismo de protección de puertas puede emplearse para evitar que el niño salga, siempre y cuando sea por mantener su seguridad.

Estos son algunos de los sistemas que puedes comprar para aumentar la protección en puertas para los más pequeños:

Cierre de seguridad para puertas
  • Ideado para que no se pueda abrir una puerta, ya sea para entrar a otra estancia o como protección de armarios con material peligroso
  • Deberá colocarse a una altura superior de la del niño para que no alcance a abrirla
Tope para puertas
  • Su función principal es evitar que el niño sufra algún tipo de daño al cerrarse la puerta
  • Ha de colocarse a una altura superior a la que el niño es capaz de llegar
Barrera de seguridad
  • Impide que el niño acceda a zonas peligrosas como la cocina o escaleras
  • Deberá ser colocada recta y con firmeza para evitar que el niño logre tirarla

Aparte de todos estos sistemas ideados para mantener a los niños protegidos de lo que ellos mismos podrían causar, no está de más sumar a estas medidas otros sistemas de protección para puertas con los que protegerlos del mundo exterior.

Los cerrojos, las cámaras de seguridad y los detectores de apertura son los más indicados para estos casos, aunque se puede optar incluso por puertas blindadas.

Más informaciónMás información

Seguridad en ventanas para niños

A menudo se teme por la seguridad de los niños respecto a las ventanas y no es para menos, ya que una caída desde una altura considerable podría ser fatal.

Los fabricantes saben que este es un asunto muy importante, por eso existen múltiples accesorios con los que asegurar la protección en ventanas para niños:

  • Rejas de seguridad infantil para ventanas correderas
  • Mallas de protección para ventanas y balcones
  • Cierre de seguridad con llave que solo permite la apertura de la ventana 10cm aprox.

Además, las principales empresas de seguridad ofrecen complementos adicionales que se pueden contratar con un kit de alarma para proteger a los niños y nuestro propio hogar de cualquier intrusión.

Contacto magnético
  • Detector de apertura de ventanas mediante sensor magnético
  • En caso de producirse una apertura, enviará una alerta a la CRA
Detector de movimiento de cortina
  • Se activa cuando detecta un movimiento en una cortina
  • Actúa por infrarrojos en un rango de 2,4 a 6 metros
Detector de impacto y vibración
  • Permite detectar cuando un cristal ha sido golpeado, incluso antes de romperse
  • Si se detecta un impacto la CRA operará de inmediato para evitar falsas alarmas
Detector de rotura de cristal
  • Actúa cuando se detecta la rotura del cristal que vigila
  • Funciona mediante señales acústicas

Te llamamos

Alarmas para niños

Existe la creencia de que si tenemos conectada una alarma en casa y dejamos a un niño allí, esta sonará al detectar la presencia del pequeño.

Este supuesto es falso ya que las alarmas modernas incluyen multitud de diferentes dispositivos mediante los cuales podemos vigilar zonas muy concretas de la casa en las que un niño no influirá y además cuentan con una calibración especial y a medida que puede convertirlas en sensores a prueba de niños.

Con estos métodos de seguridad adaptados para niños es extraño que se pueda producir una falsa alarma por este motivo, sin embargo, si llegara a ocurrir, la Central Receptora de Alarmas observaría el caso y actuaría en consecuencia.

Además de todas las alarmas de las que hemos hablado ya, hay otras que si bien no están estrechamente ligadas con la seguridad infantil en casa, sí que pueden suponer una medida muy importante para la protección de los más pequeños. Nos referimos a los distintos sensores que se pueden instalar para prevenir todo tipo de peligros.

  • Detector de humo y calor: envía un aviso cuando el nivel de humo llega a un nivel superior al establecido. También alerta de un aumento súbito de temperatura en el interior de la vivienda.
  • Detector de gas natural: actúa al producirse una fuga de gas natural en la estancia.
  • Detector de monóxido de carbono: alerta de un nivel inusual de CO2 en el aire.
  • Detector de inundación: informa, gracias a su sonda a nivel del suelo, antes de que los niveles de agua sean alarmantes.
Actualizado el
 
91 198 33 77
Te llamamos