Te contamos por qué no se puede desalojar a un okupa

Actualizado el
min de lectura

Para echar a los okupas de forma legal de tu casa, primero debes comprobar cuánto tiempo llevan en tu vivienda, ya que de ésto dependerá el procedimiento a seguir.

Las primeras 48 horas de la ocupación son clave para determinar si se puede proceder al desalojo sin necesidad de tener una orden judicial que lo autorice o si, por el contrario, el propietario debe presentar una demanda.

Todas las alternativas para echar a los okupas de mi vivienda

Si han pasado más de 48 horas desde que los okupas están en la vivienda y se ha cambiado la cerradura, tienes que presentar una demanda. Puedes hacerlo por días vías:

  1. Vía civil. Pon una demanda civil por deshaucio y solicita la recuperación inmediata de la vivienda. Tienes que aportar escrituras o algún documento que te identifique como poseedor de la vivienda.
  2. Vía penal. Pon una demanda por delito de ursurpación de bienes inmuebles. La denuncia va dirigida a personas concretas, los okupas. Este procedimiento es más lento, ya que se tiene que verificar su identidad.

¿Qué pasa si han ocupado mi vivienda habitual?

Pasadas las 48 horas, si no se ha presentado una denuncia debes poner una demanda civil de deshaucio. En este caso no sería un delito de ursurpación, sino de allanamiento de morada, que está penado con hasta 2 años de cárcel para los okupas.

Identificación de los okupas

Es importante saber a quién estás demandando, ya que sino, la demanda se presenta de forma genérica, y esto supone que no sabes quién recibirá la notificación. Además, este hecho hace que el proceso se ralentice.

Una opción para conseguir que se identifiquen, es que la policía esté presente cuando se realiza la notificación de demanda, estos pueden intentar que el receptor de sus datos.

Los okupas no están obligados a identificarse si están dentro de la vivienda, por lo que habría que esperar a que salgan a la calle. Si no se consigue, se identificarán cuando reciban la orden del juzgado.

Proceso de una orden judicial contra okupas

1

Los okupas son notificados y tienen 5 días para presentar documentación que legitime su estancia en la vivienda.

2

Si no presentan documentación, se pone una fecha de desalojo para proceder a la entrega del inmueble el propietario.

3

Con esta decisión judicial los okupas no pueden presentar ningún recurso y la orden se ejecuta directamente.

4

Si la sentencia es estimatoria, y no ha habdo un desalojo cautelar previo, el propietario puede instar el desalojo inmediato.

Gastos legales por la recuperación de la vivienda el día del desalojo

La recuperación de tu vivienda el día del desalojo implica gastos legales y administrativos.

  • Los honorarios del abogado: consulta inicial, preparación de los documentos legales neecsarios y representación en el juicio.
  • Costes judiciales: se incluye la tasa judicial, proceso por el que tramitan tu caso en el sistem ajudicial, los gastos de notificación a los okupas y los honorarios del procurador si fuese necesario.
  • Gastos de desalojo: como podría ser un notario que esté presente el día del desalojo, o un cerrajero para cambiar las cerraduras de tu propiedad.

¿Puedo vender mi casa si tiene okupas?

Cuando los okupas ocupan una vivienda, ante la dificultad de echarlos, muchos propietarios optan directamente por vender el inmueble con los okupas dentro de él.

Las casas ocupadas sí que se pueden vender, de hecho uno de los principales atractivos para quienes las compran es el bajo precio por el que éstas se venden debido al problema de la ocupación con el que cuentan en su interior.

Cómo vender una casa con okupas

Una vivienda ocupada puede salir al mercado inmobiliario de dos formas:

  1. El propietario puede ser quien se encargue de echar a los okupas por la vía legal y, una vez estén desalojados, vender la vivienda.
  2. El propietario puede vender la casa con los okupas dentro y los compradores se encargan de iniciar los trámites para el desalojo.

Aunque a priori puede parecer que comprar una casa con okupas no tiene ningún beneficio, quienes entienden el mercado inmobiliario suelen hacer esta compra de viviendas por el bajo precio que tienen. Si eres un propietario y quieres vender tu inmueble ocupado, hay inmobiliarias especializadas en la venta de viviendas ocupadas que pueden ayudarte a sacar el mayor beneficio.

Preguntas frecuentes sobre por qué no se puede desalojar a un okupa

¿Cuándo no se puede echar a un okupa?

Si los okupas demuestran que están ocupando tu vivienda por una necesidad extrema como pueden ser falta de alojamiento alternativo o una situación económica precaria, el proceso podría ralentizarse bastante.

Otro de los factores que puede complicar el desalojo es que exista la presencia de menores, personas mayores o en situaciones de vulnerabilidad. Los tribunales se encargarán de considerar el bienestar de estas personas y, en ocasiones, el desalojo se puede posponer para proteger sus derechos fundamentales.

¿Cuál es la Ley que protege a los okupas?

No existe una ley específica que proteja a los okupas. La Ley de vivienda no evita que haya deshaucios ni paraliza un proceso judicial, pero sí alarga el tiempo del que dispone un okupa para demostrar que es una persona vulnerable económicamente o social, esto hace que se alargue el proceso de desalojo.