Recibe tu estudio de seguridad personalizado llamando al 91 198 33 77 91 198 33 77 . También podemos llamarte gratuitamente. Anuncio

Seguridad y alarmas en piscinas

¿Cómo funciona una alarma para piscinas?

Las piscinas son un elemento recreativo que puede encerrar peligrosidad si no se toman las medidas de seguridad adecuadas.

Todas las piscinas, desde las más pequeñas ideadas para viviendas particulares, hasta las más grandes y de uso comunitario, deben tener una serie de medidas se seguridad, muchas de ellas de carácter obligatorio y reglado por el Real Decreto 742/2013.

Además de la normativa oficial, existen otras soluciones más tecnológicas que también pueden resultar de gran utilidad, como las alarmas para piscinas.

Las alarmas para piscinas son dispositivos especialmente diseñados para alertar de cualquier movimiento imprevisto de agua. Se encuentran equipadas con un sensor lo suficientemente inteligente como para saber diferenciar la caída de un cuerpo en la piscina de un simple movimiento en el agua provocado por una ráfaga de viento.

Estos son los distintos tipos de alarmas para piscinas que existen:

  • Alarmas flotantes. Este tipo de alarmas para piscina se colocan sobre cualquier lugar del agua. Su mecanismo emite un fuerte sonido cada vez que detecta la sumersión de un cuerpo, por lo que es aconsejable que se coloque únicamente cuando no se tenga previsto un baño.
  • Alarmas de inmersión. Se instala en el borde de la piscina y no requiere de ningún tipo de cableado. Dependiendo del modelo puede actuar con una sirena de gran volumen o mediante conexión inalámbrica con otro dispositivo que podrá situarse en el interior de la vivienda y será el encargado de emitir el sonido.
  • Alarmas con detección perimetral. Son la mejor solución para proteger las zonas colindantes a la piscina, por lo que puede significar una medida de prevención ante una inmersión imprevista.

Existen diversas alarmas para casas que se encuentran provistas de este tipo de accesorios para proteger las piscinas privadas. Si quieres saber si tu alarma cuenta con uno de estos servicios, puedes consultarlo llamando de forma gratuita al teléfono 91 198 33 7791 198 33 77.

Seguridad en piscinas

Las alarmas para piscinas son un mecanismo efectivo para detectar una caída o una intrusión en una propiedad privada, pero no es el único protocolo de seguridad que debe contemplarse.

Resumimos las principales medidas de seguridad en piscinas, tanto las obligatorias como las opcionales en determinados casos:

  • Productos especiales. Los únicos productos con los que debes acondicionar y limpiar una piscina son los ideados específicamente para ello. Un producto inadecuado podría causar una reacción química.
  • Personal. Las personas dispuestas a preservar la limpieza y usabilidad de las piscinas han debido ser instruidas para este cometido. Si hablamos de piscinas más grandes, como comunitarias o con fines deportivos, el personal que se encargue de su mantenimiento deberá contar con un certificado que le capacite para desempeñar esta función.
  • Supervisión. Los socorristas son obligatorios en aquellas piscinas de más de 200 metros cuadrados de lámina de agua. Deberá haber un mínimo de dos socorristas si se cuenta con más de 500 metros cuadrados de agua.
  • Calidad del agua. El nivel de calidad del agua se mide con diferentes parámetros como el pH, el tiempo de recirculación o la turbiedad. Para que una piscina se encuentre en las circunstancias propicias para su uso, todos estos parámetros deberán encontrarse dentro de su rango establecido.
  • Control de temperatura. La temperatura también es un factor que es necesario controlar para salvaguardar la seguridad de los bañistas. La temperatura de la piscina deberá encontrarse entre los 24 y 30ºC.
  • Instalaciones. Todas las piscinas contarán con un botiquín de emergencia con distintos artículos de utilidad como analgésicos, vendas y pomadas. Además, otros elementos como escaleras y duchas son de uso obligatorio en piscinas de todo tipo.
Actualizado el
 
91 198 33 77
Te llamamos